Innovación Abierta

INTERLUN S.L.

RETO 1. PLACAS FOTOVOLTAICAS.
Como consecuencia de nuestra actividad, nuestra empresa recoge placas fotovoltaicas de diversos clientes. Al día de hoy los tratamientos que existen para estos residuos, no siempre son los más satisfactorios y situados lejos de los lugares de producción de los residuos.

Buscamos una solución para reciclar los residuos indicados teniendo que en cuenta que el proceso deberá ser viable desde un punto de vista, no sólo técnica sino económicamente, y a ser posible con alguna planta piloto realizada o pendiente de realizar al objeto de poder llevar a cabo una planta industrial en un plazo no superior a 2 años, todo ello en el caso de que no sean tecnologías ya desarrolladas.

RETO 2. BATERIAS LITIO.
Como consecuencia del aumento de los vehículos eléctricos, se hace necesario disponer de sistemas eficaces de tratamiento de las baterías (litio en la gran mayoría actualmente). Las empresas actualmente recogen estas y otras baterías convencionales para remitirlas a centros de eliminación y situados lejos de los lugares de producción de los residuos.

Buscamos una solución para aprovechar los residuos indicados. Esto pasa por disponer de sistemas que permitan aprovechar los elementos de los que se componen las baterías y darle uso de nuevo.

A lo anterior, debemos sumarle el hecho de que el proceso deberá ser viable desde un punto de vista, no sólo técnico sino económico y a ser posible con alguna planta piloto realizada o pendiente de realizar al objeto de poder llevar a cabo una planta industrial en un plazo no superior a 2 años, todo ello en el caso de que no sean tecnologías ya desarrolladas.

RETO 3. TEXTILES.
En los últimos años, ha habido un aumento muy importante en la generación de residuos de naturaleza textil y actualmente la opción del reciclado de las mismas, cuando su estado es muy deteriorado no está convenientemente solucionado.

Buscamos una solución para aprovechar los residuos indicados, si bien con los siguientes matices a tener en cuenta:

Sería interesante disponer de un sistema que permita tratar , aunque sea en líneas diferentes los textiles contaminados (trapos manchados con sustancias peligrosas por ejemplo) de los que no tienen naturaleza peligrosas.

A lo anterior, debemos sumarle el hecho de que el proceso deberá ser viable desde un punto de vista, no sólo técnico sino económico, por lo que planteamientos muy complicados y que por tanto impliquen elevados costes, no podrán ser válidos.

RETO 4. CAUCHOS.
Dentro de los residuos que nuestra empresa gestiona, se encuentran diferentes tipos de caucho. Suelen ser sintéticos y vulcanizados, pero de al menos 3 ó 4 tipos (los más habituales en el mercados). Aunque es normal encontrarlos mezclados tal vez sería posible obtenerlos separados por tipo de caucho. Al día de hoy estos residuos no tienen tratamiento satisfactorios, y su destino principal es el aprovechamiento de la energía calorífica que estos compuestos tienen.

Buscamos una solución para aprovechar los residuos indicados, pero teniendo en cuanta lo siguiente:

Las soluciones mediante valorizaciones energéticas no podemos considerarlas válidas. Ya existen en el mercado y no son la mejor opción desde un punto de vista medioambiental.

 Las transformaciones mecánicas, es decir el triturado a distintos tamaños, o incluso la micronizaciones, para intentar aprovecharlo en usos varios como pistas deportivas, material para aislamiento acústico, etc, al día de hoy tampoco se han demostrado rentables, dado el elevado coste del procesado.

Por tanto la solución pasa por buscar un proceso, bien mecánico, bien químico, que permita unos costes de procesado acordes al uso que se va a dar después al material, y todo ello, con el añadido de que debería se válido, a ser posible, para el mayor número de cauchos sintéticos existentes en el mercado, (EPDM, SBR, NBR, etc), con especial atención al primero.

Todo ello, si es posible, con un proceso productivo que implique inversiones razonables.

RETO 5. DISOLVENTES.
Dentro de los residuos que nuestra empresa gestiona, se encuentran diferentes tipos de disolventes. Pueden ser inflamables o no inflamables. Se recogen de distintos clientes, y en no pocas veces como mezcla de varios de ellos distintos, por lo que el tratamiento debe ser eficaz para mezclas líquidas de disolventes y con el máximo rango de admisión de parámetros posible.

Buscamos una solución para aprovechar los residuos indicados, pero teniendo en cuenta lo siguiente:

Se dispone de vapor a un precio muy reducido, por lo que serían válidos soluciones que demanden este tipo de consumo.

Lo ideal sería buscar soluciones que permitan la separación de los compuestos al objeto de poder integrarlos de nuevos al mercado.

Es importante, por la tipología de los residuos que los procesos garanticen la máxima seguridad.